“Encyclopedia” de The Drums

portada the drums

THE DRUMS
Encyclopedia
Minor Records

Tuvieron que pasar tres años desde Portamento (2011), para que The Drums publicaran su tercer LP. Tras la no muy amistosa separación con la otra mitad de la banda, Jonny Pierce y Jacob Graham, los miembros fundadores, decidieron trabajar solos –no lo hacían desde el EP Summertime– y se aislaron en una cabaña frente a un hermoso lago al norte de Nueva York.

Su cautiverio voluntario y catártico les ha valido un álbum muy intenso, contrastado y, por momentos, bizarro, que demuestra capacidad de reinvención y de distanciamiento respecto de sus anteriores y populares trabajos. The Drums han crecido porque han sido capaces de darle vuelta a su propia estética y a su paleta tonal: crearon nuevos sonidos y capas más complejas, aunque han rescatado los mejores elementos de su estilo.

En la composición lírica, han explorado profundamente narrativas abismales con historias en las que el sujeto oscila entre la más cruda desesperación y la intermitente y esperanzadora luz; todo para hacer de este disco una oscura enciclopedia sonora y emocional que parece provenir de las entrañas más esquizoides de los músicos; un aprendizaje en el que se han visto llamados a dejar la cálida playa y viajar hacia altas montañas buscando una renovada espiritualidad, tras la tormenta.

Si bien en algunos recovecos de las 12 canciones de Encyclopedia se reconoce el sonido característico de The Drums –ese descendiente del jangle pop-, hay una relectura del post punk hacia el extremo más sombrío, especialmente en “Magic Mountain”.

Este primer tema está cargado de un espíritu peculiarmente siniestro, frenético y agresivo. El sujeto protagonista está envuelto en una locura cautivadora y exuberante, mientras narra –entre aullidos y guitarras disonantes- el viaje hacia una montaña interior. Pierce canta “inside my Magic Mountain, we don’t have to be with them” y promete un paraíso oculto, íntimo y seguro, en medio de su locura. Los otros, el mundo exterior, representan el horror y hay que protegerse de ellos.

El segundo corte del disco, “I Can’t Pretend”, es un tema más sosegado y de una gran honestidad lírica. Los sonidos de sintetizador son más simples y se combinan con un bajo sutil; por momentos, se oye una clara melodía de guitarra y teclados que sobresale del ruido metálico de fondo. Pierce canta, como nos tiene acostumbrados, con tristeza, desnudez y sinceridad, arrancándose la piel en cada verso y, claro está, disfrutando: “It’s too hard to begin when you know it will end”. Nos dice que todo está condenado al fracaso, heredero del espíritu bartleby (“preferiría no hacerlo”, diría el personaje de Melville y tantos otros…), pero no exento de culpa y miedo. Hacia el final del tema, entre múltiples capas sonoras, los gemidos se integran al ruido para la premonición final: “I see us high, high on a mountain. I see us die, dying in a mountain”.

A continuación, la poética y ensoñadora “I Hope time doesn’t change him” empieza con sonidos sibilantes de sintetizador, muy de ciencia ficción. El ritmo lento es marcado por fuertes palmas y un prominente bajo a lo largo del tema, en un interesante balance de elementos electrónicos y orgánicos. Ello permite el protagonismo de la voz de Pierce, en uno de los acercamientos más claros de la banda a una historia de amor homosexual y el miedo a perder algo tan preciado.

Kiss me again” es un retorno al estilo más fresco y naif de The Drums; el frenético baile al que tienta la canción se basa en la repetición de un bucle electrónico, acompañado por  la batería y el bajo, ambos bien presentes. La voz de Jonny se hace más dulce, sobre todo en el desenlace, cuando se superponen varias texturas vocales, y repite maniáticamente el coro, tratando de retener el momento que se eclipsa.

Let me” empieza como un tren a gran velocidad en competencia con las guitarras y la percusión. Por su potencia sonora parece ser la pariente más cercana de “Magic Mountain” en el disco, pero también por la violenta revancha que significa, pues fue inspirada por el abuso y la humillación a homosexuales en Rusia. En ese sentido, refuerza la idea del álbum, tener coraje para ser quien eres: “they might hate you but I love you and they can go kill themselves”.

The Drums 2 copia

Lo bizarro del álbum se encuentra justamente en momentos de quiebre como este: pasar de la agresividad de “Let me” a la sospechosa y dulce calma de “Break my heart”. Vuelven los sintetizadores sibilantes y el ritmo es como el de una banda sonora cinematográfica, con momentos sumamente ensoñadores, muy al estilo de “La historia sin fin” (1984).

En una entrevista, Jonny Pierce, quien creció en una comunidad religiosa muy represora de Nueva York, dijo que “Face of God” puede entenderse como su himno ateo: “un intento por limpiar las telarañas para ver con claridad y dejar atrás el veneno”. El tema reintroduce potentes guitarras y sonidos post-punk clásicos que acompañan bien la sensación de persecución todopoderosa, presente en la letra.

U.S. National Park” es otra canción lenta que, a primera escucha, podría parecer solo nostálgica e inocente, pero no. The Drums cuestionan la tan norteamericana idealización de los campamentos y la cultura boy scout con un tema que habla del problema de no encajar en esa cultura –ni en el “mundo real”- y del miedo a morir solo. Musicalmente, lo más atractivo es escuchar a Pierce y a Graham silbar hacia el final del tema.

Desde el primer segundo de “Deep in my Heart” se siente el protagonismo de la guitarra, una excepción en el álbum. Tal vez se deba a que es un tema compuesto hace dos años para el proyecto solitario de Pierce; y que fue reciclado en Encyclopedia como un recordatorio de los momentos más fiesteros de The Drums (2010) y Portamento (2011), aquellos clásicos para sollozar mientras bailas en una disco.

Bell Laboratories” es la canción más enigmática del álbum y la más breve. Sería un terrorífico intermedio instrumental si no fuera por el mantra que canta Pierce, una letra cargada de recurrentes imágenes de pesadilla. Suaves gemidos se confunden en la misteriosa atmósfera compuesta por ecos, una simple melodía de sintetizador y el punteo de una lejana guitarra.

There is Nothing Left” es una de las últimas pistas escritas para el álbum y una de las mejores. La estructura de la canción integra muy bien las varias capas de sonido y los versos que narran, según Pierce, una experiencia propia: “cerrar la puerta a algunas personas que nunca entendieron quién era yo realmente, después de luchar por algo que nunca llegará; (esta) es una canción acerca de no tener más sentimientos de ningún tipo por ellas”. El desenlace envuelve al oyente en un genial coro synth-pop ascendente.

Jacob Graham compuso “Wild Geese” para su proyecto personal, Cascading Slopes. Pierce la escuchó mientras viajaba y, tras algunas negativas, convenció al autor para  incluirla en Encyclopedia. La última pieza del álbum comienza como una típica canción synth-pop y luego se convierte en un dulce analgésico, el mellizo bueno de “Magic Mountain”: “Onward and upward/through the clouds, away from the rain and the wind that holds us down”.

Después de tanto, cabría preguntarse ¿qué es la enciclopedia? ¿El símbolo de la racionalidad y del aprendizaje occidental? ¿Y las montañas no son, acaso, el paraíso de la espiritualidad y del reposo? ¿O, tal vez, no? The Drums hicieron este álbum (con)fundiendo todo y trastocando muchas emociones para contra-atacar su propia desolación. Encyclopedia es, entonces, el resultado de un aprendizaje forzoso, un gran regreso –del infierno, ¿subsuelo o montaña?-, una revancha; y, a la vez, el final de la búsqueda –por ahora-, la esperada reunión con algo bueno y verdadero. (Elizabeth Aquino)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s