Entrevista: El pop de “Planeta No” llega a Lima

PLANETA NO ALTA 006

El trío chileno Planeta No se viene ubicando como uno de los actos pop de mayor actividad en el vecino país del sur, tras la edición del EP Matucana, su primer lanzamiento discográfico. Luego de su gira por México, pudimos conversar con dos de sus integrantes, Gonzalo García (voz y guitarra) y Camilo Molina (bajo), a pocos días de su presentación en el marco del Lima Popfest, cuya segunda edición se realizará el próximo 2 de mayo. 

Entrevista: Elizabeth Aquino

Suburbia (S): ¿Cuál es la historia de Planeta No? ¿Cómo se conocieron y cómo surgió la idea de hacer música juntos? 

GONZALO (G): Los tres (los entrevistados, junto al baterista Juan Pablo Garin) somos de Concepción, en el sur de Chile, y nos vinimos cada uno por separado a Santiago a estudiar música en la universidad. No éramos amigos, sólo conocidos, pero no conocíamos a nadie en la capital y naturalmente nos juntamos a tocar un día.

S: Los tres miembros de la agrupación tienen ocupaciones paralelas: Camilo en Dënver, Juan Pablo en Ases Falsos y Gonzalo como productor en distintos estudios chilenos. ¿Qué elementos de esas otras actividades están aplicando ahora en este nueva banda? 

CAMILO (C): Ha sido como poder ver un poco el futuro de una banda, ya que sin duda los proyectos en los que nos hemos involucrado van varios pasos más adelante que nosotros. Constantemente vamos viendo cosas que debemos hacer y entendiendo cómo podemos aplicarlas a Planeta No.

S: ¿Y cuál es el punto diferencial entre las otras bandas mencionadas y este otro proyecto en particular? 

C: La principal diferencia es nuestra participación. En mi caso, yo solo veo detalles técnicos de los shows de Dënver, pero en Planeta No todos tenemos que hacer de todo, desde las canciones, responder entrevistas, llevar las redes, preocuparnos por los shows y todo lo que lleva tener una banda.

S: ¿Apuntan a públicos distintos?

C: Creo que en Chile esta situación es bastante homogénea, la gente no se cierra a las nuevas propuestas y están muy atentos a todas las bandas que están saliendo últimamente.

Portada EP Matucana

Portada EP Matucana

S: ¿Por qué el nombre de Matucana para su primer EP?

G: ‘Matucana’ es el nombre de una calle. En esa calle trabajaron Camilo y Juan Pablo de empaquetadores en un supermercado. En esa calle está el centro cultural y también está mi casa. Pero más allá de la razón directa, ese nombre, en Santiago, tiene una connotación de clase, de clase baja y de inmigrantes, pese a estar en el centro y no en zonas marginales. Es la parte del centro que no se muestra.

S: ¿Cuáles son las influencias musicales de Planeta No?

G: Estamos muy conscientes de los elementos estéticos del pop chileno actual, incluso quizás demasiado, pero es porque hoy en día con mucho oficio se busca condensar los sonidos, ritmos e ideas de la música anglo moderna, pop y alternativa. También tomamos melodías y el entrenamiento completo de la canción pop latinoamericana en general, Manuel Alejandro y Ana Magdalena, Sandro, Joan Manuel Serrat, cantantes italianos y un gigantesco etc.

S: En sus temas y videoclips (como el de “Ya no veo mis zapatos”) suele haber una tensión entre la estética naif, infantil y juguetona, y un impulso de rebeldía adolescente-rock, como un tránsito entre la niñez y la adolescencia, donde pueden convivir orgánicamente juguetes, papeles y lucecitas de colores, con historias vinculadas al sexo y las drogas. ¿Cómo llegaron a esta estética? ¿Es algo que buscan en sus canciones y en su imagen como banda?

G: La adolescencia es una obsesión para mí porque se cumple una fase de aprendizaje social muy hermosa; la ruptura del ideal. Los adolescentes no saben redactar lo que sienten con tanta fuerza, odian simplemente todo. Y creo que ese odio es la supervivencia y resistencia del instinto verdadero frente al adiestramiento social. “Algo”, que no sé qué es, me dice que la corbata es una mierda, que la secundaria es una mierda, el himno de mi patria es una mierda, la ley es una mierda y el dinero que tengo que obtener para vivir es una mierda. Cualquier muchacha de 13 años nota la fisura evidente en lo que le están diciendo. Y ese algo es más verdadero que todas las demás palabras, incluyendo este párrafo.

S: ¿El nuevo álbum ya tiene nombre? ¿Qué de distinto trae en relación a Matucana?

G: Tiene más profundidades, tiempos y matices, lo cual igual es un poco obvio porque es un disco y Matucana es un EP. Aceptamos nombres de sugerencia.

C: Se suponía que llegando de nuestro viaje de México debíamos tener un nombre, pero creo que somos muy malos cumpliendo nuestros propios plazos, lo que sí sabemos es que el single sale en mayo y que el disco será lanzado en el primer semestre de este año.

Planeta No 001

S: ¿En sus inicios, qué significó para ustedes participar del programa Escuelas de Rock (una iniciativa estatal que busca fortalecer y difundir la música popular chilena y formar audiencias), a través del que pudieron formar parte de un disco compilatorio? ¿Qué les aportó esta experiencia como banda?

G: Estando ahí en el momento, lo recibimos como una afirmación de que debíamos trabajar en serio, que teníamos la base para hacer las cosas bien, por primera vez en voz de otro, no sólo nuestro impulso. Hoy en día, con una leve perspectiva, podemos ver Escuelas de Rock como un verdadero proyecto de educación popular, en un país anglófilo, culturalmente anulado y sin clases de música en educación pública.

S: Resulta interesante, porque Escuelas de Rock es un programa que se viene trabajando desde 1994, mientras que, en otros países de la región, programas similares recién se han implementado en los últimos años. ¿Cómo creen que este tipo de iniciativas pueden generar a corto o largo plazo una escena musical consistente y profesional, que es la que se viene configurando en Chile?

G: Es posible que tenga relación, pero no puedo hacer esa lectura o explicación de esta tendencia, me parece más complejo. Pero la cultura y la educación horizontal siempre es futura riqueza (riqueza verdadera, no monetaria). El barrio Yungay en Santiago (donde está la calle Matucana) está lleno de inmigrantes y estoy convencido de que en el futuro será un lugar con muchísima riqueza cultural.

C: Lo interesante también de las Escuelas de Rock es que es un proyecto que nace a partir de los propios músicos. Creo que fue una iniciativa que buscaba difundir el trabajo de las bandas de rock en Chile y que, con el paso del tiempo, se transformó en este proceso/escuela. Creo que si bien no se puede enseñar “cómo hacer un buen proyecto” sí es muy bueno generar instancias donde uno pueda compartir experiencias con otros músicos y gente que trabaja en el rubro y, al final, es eso lo que motiva a la constancia en los proyectos.

S: Además, hace poco ganaron el concurso de Sello Azul, discográfica chilena sin fines de lucro que apoya artistas independientes. ¿Qué nos pueden comentar sobre este premio? 

G: La competencia no es un método muy sano de obtener validación, se reproduce el sistema, pero por suerte el Sello Azul establece algo más similar a una curatoría con visión artística, que a un concurso. Y es por eso que hace sentir muy bien, pero jamás mejor o peor que otro. El premio lo obtuvimos trabajando en nuestros demos y tocando como si el concurso no existiera, luego un día coincidieron las fechas y enviamos la postulación.

C: Por lo que sabemos hasta el momento, más que un premio es una ayuda a nuestro trabajo. Por lo menos ahora tenemos la certeza de que habrán copias físicas de nuestro disco, que vamos a hacer otro video y vamos a poder hacer un bonito show de lanzamiento en Santiago.

S: En este sentido, ¿cómo se generó la autogestión de Planeta No como proyecto musical? ¿Fue una elección propia o un hecho circunstancial?

G: La autogestión es la condición circunstancial más hermosa que nos pudo haber tocado. Hace unos años leímos la tesis “Suena Desafinado” de Valeria Solís y nos sentimos un poco desolados, porque en Chile no habían grandes casas discográficas. Ahora estamos muy agradecidos de ello, no hay estrellas de rock, no hay camarines con fiestas ostentosas ni managers que prometen una vida de millonario. Eso quiere decir que no hay títeres del entretenimiento, sólo trabajadores.

C: Creo que no se podía hacer de otra manera, hoy en día no existe mucha gente que te pueda dar todo lo que necesitas para hacer una carrera como músico y creo que no va a haber en mucho tiempo. Las grandes disqueras en Chile murieron hace mucho tiempo y los que están armando todo ahora son jóvenes como nosotros que tienen un blog, un sello o una radio de manera independiente y que se las rebuscan para poder vivir de esto.

S: ¿Cómo fue la experiencia de girar en México? ¿Qué pudieron aprender de la escena musical mexicana?

G: La experiencia de ir a México fue muy bonita porque si no fuera por la música no hubiésemos viajado en muchos años más al menos. Aprendimos a escuchar música como si uno tuviera la responsabilidad de estar al centro exacto de Latinoamérica, abrir la mente a bandas de Perú, Colombia, Venezuela, Centroamérica y toda nuestra raza, algo que en Chile no nos enseñó nadie.

S: El próximo 2 de mayo participarán en el Lima Popfest, ¿alguno de ustedes ya conoce Perú? ¿qué les transmite musicalmente hablando?

G: Yo conozco sólo el sur hermoso de Perú. No sé si fue una visión sesgada, pero me pareció ver una cultura fuerte y orgullosa. Tenía un poco vista la cumbia chicha, el huayno, huayno-pop, cumbia sureña. En Cuzco compré un montón de discos increíbles que no están en internet y lamentablemente tienen puras minas en pelota de portada.

C: Yo no conozco Perú, a lo más vi Tacna desde la frontera de Arica (risas), pero sí sé que hay una cultura musical muy fuerte y que, a diferencia de nosotros, se cultiva mucho y se lleva con orgullo. Pude ver hace unos años a Bareto, es lo más nuevo que conozco de Perú.

S: En este festival tocarán junto a Hidrogenesse, Antolín y una serie de bandas locales ¿qué expectativas tienen acerca de esta presentación?

C: A Hidrogenesse los vi en vivo en el festival NRMAL en México, su show es muy bueno, un honor poder compartir escenario con ellos. También tengo mucha curiosidad de las demás bandas.

G: El trabajo nos regala el placer de conocer en vivo a las bandas peruanas, así que nos reservamos para ese momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s